Preguntas frecuentes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   1) La Morfopsicología, ¿tiene base científica?

 

   El Morfopsicólogo Dr. Julián Gabarre, ha sido la primera persona en publicar una tesis doctoral sobre la Morfopsicología. En Rostro y cerebro: dos caras de una misma realidad (UAB, 2010) aborda las mismas cuestiones establecidas por Corman, pero con una metodología científica y moderna, poniendo el énfasis en la triple relación: psicología, cerebro y morfología del rostro. No obstante, la Morfopsicología no tiene  reconocimiento universitario oficial. Al igual que la astrología, las flores de Bach y tantas denominadas “terapias alternativas”, es muy objetiva y eficiente (siempre que sea manejada por los profesionales adecuados), pero al no basarse en elementos puramente cuantitativos y medibles, no tiene un reconocimiento oficial. El mundo científico debería, cuanto antes, integrar el componente intuitivo, cualitativo y sintético, y no ceñirse exclusivamente a lo medible, cuantitativo, lógico y analítico.  

 

   2) ¿Cómo se justifica que la estructura morfológica del rostro nos informa de nuestra psicología, o si se prefiere, de nuestra conducta?

 

   A partir del fracaso de la frenología que pretendía relacionar la psicología de los seres humanos por la forma de las protuberancias craneales, el mundo de la psicología científica ha considerado que las formas del cuerpo físico no nos podían informar de la psicología del ser, lo cual, evidentemente excluía también las formas del rostro. Se creía desde hace unas cuantas décadas, que las características psicológicas humanas eran casi exclusivamente el resultado de las influencias ambientales. Decir esto equivalía a afirmar que el hecho físico no nos puede informar del hecho psíquico. Esta desvalorización iba en contra de un credo intuitivo público y mayoritario, que nos dice que la cara es el reflejo del alma, entendiendo el alma, como sinónimo de nuestra psyche o si se prefiere, de nuestra conducta.

 

   Ahora se sabe que esa creencia científica era falsa: la gran mayoría de las características psicológicas cuenta con una contribución genética, en ocasiones en un alto grado; inteligencia, memoria, búsqueda de la novedad y nivel de actividad, la mayoría de enfermedades psiquiátricas e introversión-extroversión, actitudes religiosas, todas, muestran cierto grado de influencia genética.

Las teorías tradicionales del desarrollo sostenían que las influencias genéticas tenían importancia durante la lactancia y la primera infancia, pero que esta relevancia iba disminuyendo de manera importante a medida que el niño maduraba; ahora, las investigaciones muestran que, en el caso de muchos rasgos, los efectos genéticos aumentan a lo largo de la infancia y la adolescencia. Así también, se afirmaba que las influencias genéticas de la conducta (p. ej., nutrición, educación, experiencias), eran compartidas por los miembros de la familia, en lugar de ser experimentadas únicamente por los individuos: ahora se sabe que, al contrario de lo que plantea esta teoría, para muchos rasgos, las influencias genéticas hacen distintos a los miembros de una familia y que nuestra elección, modificación e interpretación de nuestros ambientes se encuentran muy influenciados por nuestra genética.

 

   También sabemos que el fenotipo, es una expresión morfológica del genotipo por las influencias de un determinado ambiente. Los rasgos fenotípicos incluyen tanto rasgos físicos como conductuales. Por lo tanto, si la “forma o estructura” del fenotipo, es el resultado de la interacción genes-ambiente, y “esta forma” nos informa de la psicología del ser humano, indefectiblemente esta forma tiene que tener una representación en la morfología de nuestro cuerpo. Por lo tanto, la estructura morfológica sí que nos informa de nuestra psicología o si se prefiere de nuestra conducta.

 

   El Dr. Gabarre, en base a su experiencia empírica e investigación científica y divulgadora en dirección de empresas; en dirección de personas; en psicopatología; en la educación, estimulación, orientación nutricional y desarrollo psicofisiológico del niño; en la orientación vocacional/profesional y clínica terapéutica con éxitos sin precedentes, ha estudiado la interconexión y desarrollo del cerebro y el rostro desde la embriología, la genética, la neurofisiología y sus significados psicológicos. Está demostrando cómo el rostro es la terminal de nuestra neurofisiología y, como consecuencia, en él podemos ver la conducta de los seres humanos con una precisión inigualable: la técnica de análisis científico del rostro, al ser el resumen de nuestro cuerpo, permite determinar mediante el estudio sistemático y observación profunda del mismo, la personalidad, conducta e inteligencia, competencias, actitud y aptitud, la mayoría de trastornos psicopatológicos, el pasado emocional y su actualización. Todo ello fundamentándose en leyes biológicas, fisiológicas y psicológicas, por los principios que establece el Dr. Claude Sigaud, y las leyes biológicas y dinámicas que establece el Doctor Corman de Dilatación-Retracción, Polaridad del sistema nervioso (Actividad-Receptividad), Equilibrio-Armonía-Inarmonía, Integración o no de las inarmonías, y las antiguas y actuales escuelas biotipológicas.

 

   3) Ante una persona que ha sido operada del rostro, ¿cómo responde la Morfopsicología?

 

   Es muy importante saber de antemano si alguien ha sido operado del rostro, ya sea por motivos de estética o por cuestiones de salud,  y ello ha resultado en un cambio visible, pues el análisis de la persona resultaría necesariamente desviado.

 

   4) Los estudios, ¿tienen que ser presenciales o se pueden hacer sólo con fotos?

 

   Idealmente se requiere la presencia de la persona en vivo, a la vez que podemos observar las fotografías que le hayamos tomado. Con sólo fotografías, estas deben ser óptimas para poder hacer un buen estudio. Una luz  demasiado contrastada o haber tomado las fotos en un mal ángulo que deforme mínimamente el rostro imposibilitarán un buen análisis. Por nuestra experiencia, las fotos que recibimos para hacer un estudio raramente sirven, pues para hacer un buen estudio morfopsicológico, los elementos que conforman el rostro y su visión sintética deben estar muy bien captados. Para poner un ejemplo: si en las fotos un rostro parece más estrecho de lo que es en realidad (lo que ocurre a menudo si hay las mínimas sombras), esto provocaría que la interpretación de la vitalidad de la persona fuese equivocada, entre otros errores. Así que preferimos hacer estudios, en la medida de lo posible, si hemos podido contrastar las fotos con la realidad.

 

   5) ¿Cómo han de ser tomadas las fotografías para realizar un buen estudio?

 

   Hace falta tener, al menos, cuatro fotografías en alta resolución (mínimo 1.300 píxeles de ancho): una de frente, una de cada lado y una de tres cuartos. La luz debe ser difusa (lo ideal es que sean tomadas en el exterior pero sin luz solar directa) y la distancia del objetivo debe ser suficiente (al menos 1,5 m) para que no se produzca el efecto de “ojo de pez”. El objetivo tiene que estar paralelo al suelo y a la altura de los ojos de la persona que fotografiamos y ésta debe tener la cabeza recta, con la mirada hacia delante y sin sonreír. Para el estudio hay que saber si la persona es diestra o zurda y qué edad tiene. 

 

   6) ¿Cuánto tiempo necesitan para hacerme un estudio?

 

   Para un estudio individual en profundidad, el tiempo puede variar entre dos horas y tres horas y media. En el caso que estemos hablando de una familia, dependerá en gran medida de cuántos miembros la integren.

En el caso de un estudio para una empresa, los tiempos varían mucho según los requerimientos, pues, a menudo, no es suficiente con saber si un candidato será el acertado si no tenemos en cuenta la personalidad del equipo en el que se integrará.

 

   7) ¿Entregan informes por escrito?

 

En orientación individual entregamos informes escritos con un coste adicional, siempre que no lo consideremos contraproducente. En el caso de que el servicio sea para una empresa siempre entregamos informe por escrito. Contacta con nosotros para más información.

 

   8) Si vengo como empresa, ¿qué capacidad y velocidad de respuesta tienen?

 

   Sabemos que las decisiones empresariales, sobre todo en momento de crisis, no pueden demorarse. Así que respondemos con celeridad y nos adaptamos a las necesidades de la empresa. Contacta con nosotros para más información.

 

   9) ¿Puede un estudio morfopsicológico estigmatizar a la persona por haber resaltado sus “defectos”?

   

   El  Doctor Corman, creador de la Morfopsicología, se basó siempre en el lema: “comprender y no juzgar”. Así pues la Morfopsicología es una herramienta de desarrollo personal y no una herramienta de exclusión, “bueno” o “malo” son términos culturales que no se utilizan, pues se trata de particularizar las características de cada individuo para su óptimo desarrollo. Por ejemplo, para un morfopsicólogo no “existen” personas “muy” o “poco” inteligentes. Existen diferentes tipos de inteligencia (abstracta, concreta, lógica, intuitiva, analítica, sintética, etc), y cada cual tiene su composición cualitativa al respecto. 

 

   10) ¿Cuál es la relación entre la morfopsicología y la astrología?

 

   La morfopsicología permite conocer nuestra estructura psicofisiológica, nuestras tendencias y huellas del pasado, de forma dinámica (el rostro va cambiando, al igual que nuestra personalidad, a lo largo del tiempo). La astrología marca los momentos más adecuados para tomar cada decisión, cambios necesarios en nuestra vida, y nuestro proyecto de vida en general, para el cual nos hemos dotado de nuestra estructura psicofisiológica. Atiende el destino y comprensión espiritual profunda de nuestra estructura.

 

   11) ¿Es necesario tener los datos exactos de mi nacimiento para poder hacerme un estudio?

 

   No, en absoluto. Es perfectamente posible hacer un estudio morfopsicológico sin tener en cuenta la carta natal, aunque la profundización será algo menor. De todos modos, si el margen de error en la hora de nacimiento no es muy grande, podemos calcular la hora exacta del nacimiento mediante procedimientos astrológicos. 

 

Contacto:  infomorfopsicologia@gmail.com

                       +56 9 7544 7952

  • w-facebook